Para viajar con garantía, Porto Seguro

Describir el Nordeste de Brasil es una tarea complicada por lo atractivo ps1de sus destinos, pues sus playas conservan un estilo cada vez más selvático, virgen y tropical, con ciudades y pueblos históricos y construcciones arquitectónicas de gran historia.
Porto Seguro, por ejemplo, es un pueblo pesquero, humilde, adaptado al turismo nacional e internacional. Desde allí hacia el norte, Brasil se integra al paisaje caribeño.
Tiene una extensión de playas de varios kilómetros, dispone de un discreto centro, un pequeño aeropuerto y uno de los mejores climas, con una media de 30 grados, temperatura ideal para concurrir a las playas, donde cada 200 metros nace un nuevo parador o balneario en el que lo único que predomina es la música, las compañías de danza y las cervezas en termos plásticos.
ps2Entre las 9 y las 18 las playas están completas de gente.
Ya para las 22, la gastronomía recibe a los turistas para luego terminar en las discos que tienen sus predios, en su gran mayoría, sobre las playas. Se tratan de discotecas de más de 5 mil personas.
Pese a que se vende mucho alcohol, es muy poco frecuente que haya incidentes, pues lo que más resalta es la alegría.
La Pasarela do Alcohol y las discos multitudinarias sobre las playas son pasaje obligado de todo turista, primero, porque en la Pasarela do Alcohol puede degustar la mayor cantidad de tragos y bebidas a base de frutas, alcohol e ingredientes brasileños, y en las discos, podrá apreciar la alegría de multitudes bailando al ritmo del samba y el axé.
Es, sin dudas, uno de los centros de diversión más concurridos del verano y durante varios años el destino de moda más elegido en Brasil y América Latina.ps3
Aunque aún conserva un sector del pueblo que rememora sus raíces, la actividad principal se establece sobre la ruta que bordea las playas y sobre ellas, las discos más grandes y naturales que se hayan conocido.
En Porto Seguro, una disco solamente abre por noche para concentrar todo el turismo alojado en el pueblo. Hay cerca de nueve centros bailables de los cuales, la mayoría, están alojados sobre las playas o a metros de ellas. Acuden por noche y por discoteca más de 8 mil personas, pues sus extensiones son muy grandes, y es muy común ver turistas de todas partes del mundo.
Para ingresar en las discos no se requiere de una vestimenta especial, pues la temperatura es alta, se está sobre la playa y el único requisito es divertirse desde las 20 hasta que salga el sol. Barramares y Axé Moi son dos de las más concurridas discos que tiene Porto Seguro.

Postear un Comentario